Contacte con Nosotros: 93 357 2371 / 93 118 62 80

¿Y tú?, ¿Tienes parquet en casa?

¿Y tú?, ¿Tienes parquet en casa?

Si vives en Barcelona pero quieres que tu piso tenga un aspecto rústico y cálido, el parquet será tu gran aliado. Las tarimas flotantes han dejado atrás los aparatosos suelos macizos instalados sobre rieles o encolados sobre el suelo para crear suelos parquet donde las piezas van unidas entre sí y no van fijadas en la superficie. Esto significa que no es necesario elevar la altura del suelo, ya que se puede instalar directamente sobre el suelo antiguo y esto se traduce en un gran ahorro económico y ecológico, ya que no necesitamos tanta cantidad de madera. Si quieres que tu piso sea un hogar cálido que tenga como protagonista la madera sólo necesitas echarle imaginación y jugar con los contrastes.

Cómo cuidar nuestro parquet

Para que nuestro parquet pueda durar muchos años el secreto va a ser la forma en que lo cuidemos. Eso se traduce en una limpieza adecuada con productos especiales. Hay muchas opciones, pero la más recomendada es  la limpieza con vinagre diluido en agua o jabones neutros. Es importante que el parquet no coja humedad y para eso podemos optar por limpiarlo con una mopa o un trapo seco o bien limpiarlo de forma tradicional, pero con un jabón específico para suelos de madera y sobretodo escurrir muy bien la fregona. Lo más importante es no utilizar productos que puedan ser agresivos o contengan sustancias abrasivas ya que a la larga lo dejaran sin brillo y dañado. Si quieres que tu suelo brille sin utilizar un producto químico la mejor opción es utilizar un chorrito de vinagre y después ventilarlo. Si cuidas tu parquet de esta forma con una frecuencia de una a dos veces por semana conseguirás un suelo reluciente, cálido y bonito que llamará la atención de todos tus invitados.

Ventajas del suelo parquet

De las muchas ventajas que ofrece el suelo parquet las primeras que destacan son la estética, la belleza y calidez de un suelo de madera natural, aunque muchos de ellos puedan dar la misma sensación siendo de material sintético. Pero no vamos a fijarnos sólo en la parte superficial, porque ¡El parquet es un gran aislante térmico! La madera actúa como aislante natural protegiendo nuestro hogar del frío y del calor, una ventaja que será un verdadero lujo en pleno invierno. Y otra ventaja importante  será el confort, un elemento imprescindible para nuestro hogar, ya que podremos andar descalzos por casa, sintiendo el calorcito en nuestros pies en pleno invierno ¡Sin tener que acatarrarnos!