Contacte con Nosotros: 93 357 2371 / 93 118 62 80

Pulido y Barnizado de parquet

Inicio » Servicios » Pulido y Barnizado de parquet

Pulido parquetPulido enmasillado y barnizado de parquet

El parquet es uno de los pocos pavimentos realmente recuperables. Como en todos los materiales, el paso del tiempo y su uso continuado terminan provocando un desgaste, que en el caso de estos suelos, se puede solventar.
Es importante, si nos decidimos a pulir nuestro pavimento de madera, encontrar a un profesional de confianza y sobretodo que nos ofrezca garantías. El proceso de pulido y barnizado, requiere una cierta experiencia y conocimientos específicos, además de maquinaria.
La capa de barniz destinada a proteger la madera, tiene una vida media de unos diez-doce años. Antes de que la superficie de la madera quede expuesta totalmente al exterior es recomendable iniciar un proceso de restauración para recuperar su estado original. Esto se lleva a cabo a través de dos procesos:

Pulido del parquet:

Tanto en suelos nuevos como en viejos hay que lijar antes de barnizar, de forma que se eliminen los resaltes y se obtenga una superficie plana y afinada. En los suelos viejos se deben eliminar a la vez, los barnices antiguos y la suciedad. El proceso completo requiere un desbastado inicial, un lijado intermedio y un pulido final con un grano más fino.

Enmasillado parquet

Después del segundo pase de lija, se debe observar si el suelo de madera tiene grietas, fisuras o imperfecciones no visibles antes de lijar. En este caso estas se tienen que rellenar con una masilla especial.

Barnizado del parquet

El barnizado consiste en la aplicación de una capa de barniz lo más uniforme posible en cuanto a espesor, brillo, etc, sobre la superficie lijada y limpia de la madera. Se suelen aplicar dos o más capas de barniz poliuretano de dos componentes dependiendo del estado del parquet. Asimismo, las terminaciones del barniz suelen ser en satinado, mate o brillante.
Existen diferentes tipos de barniz: poliuretano y barniz al agua.

El barniz poliuretano al disolvente, es el más utilizado por su relación calidad-precio. Otorga un buen acabado a nuestro suelo de madera, a un precio más económico que el barniz al agua. Sin embargo, los disolventes orgánicos volátiles que se utilizan con este barniz, tienen un característico y fuerte olor, que es algo molesto durante algunos días. Además, el secado es más lento que el del barniz al agua, pudiéndose producir algunos inconvenientes derivados de ello.

El barniz al agua es más ecológico, ya que su principal disolvente es el agua, ello hace que a parte de ser ecológico, no presente el característico y fuerte olor del barniz poliuretano. Además, dota al parquet de un color más natural y con el tiempo amarillea menos. Otra de las ventajas del barniz al agua es que seca más rápido.

Existe un tercer tipo de barniz, el barniz UV, que utiliza las radiaciones de la luz UV altamente energéticas para catalizar la reacción de enlace químico entre las moléculas de barniz. El uso de este tipo de barnices en la restauración de suelos no es todavía muy habitual debido a su elevado precio, pero si que está bastante extendido su uso en los procesos de fabricación industrial de pavimentos de madera barnizados en fábrica, ya que una de sus principales ventajas es que su secado es muchísimo más rápido que el cualquier otro tipo de barniz, lo que supone una evidente ventaja para los procesos de fabricación en serie.

Además el barniz UV, posee un excelente filtro solar, y buena resistencia a las agresiones químicas.