Contacte con Nosotros: 93 357 2371 / 93 118 62 80

LAMPARQUET

LAMPARQUET

¿Qué es?

Hoy en el blog de Parquets Tejada os vamos a hablar del lamparquet o más conocido como parquet encolado ya que es uno de los parquets más utilizados hoy en día.
Este tipo de parquet está formado por tablillas de madera con dimensiones pequeñas, que van enganchadas directamente a la solera con cola como bien indica su nombre.
El procedimiento que utilizamos en Parquets Tejada para que quede el parquet perfecto y como siempre habíais soñado, consiste en aplicar el parquet con cola tal y como viene de fábrica y una vez ya tenemos el parquet instalado y con la cola bien secada pasaremos a pulir el parquet y barnizarlo.
Un aspecto muy importante a la hora de instalar este tipo de parquet es que tengamos una solera en perfecto estado ya que al no llevar ninguna lámina aislante podremos correr el riesgo de que con la humedad se nos hinche la tablilla y se levante, pero todo esto lo podremos evitar dejando la solera en buenas condiciones antes de aplicar el parquet.
Otra de las características del lamparquet o parquet encolado es que más o menos tiene entre 10 y 15 mm de grosor, es decir que es bastante grueso a comparación con otros parquets como el parquet flotante que tiene unos 3,5 mm de grosor aproximadamente.
Su mantenimiento será muy sencillo ya que con jabón neutro o con un poco de vinagre diluido en el agua bastará para mantener el parquet en buenas condiciones. También deberemos de pulirlo cada10 o 20 años dependiendo del uso que le demos.

El parquet más personalizable

Este tipo de parquet tiene una gran calidad y una duración casi para toda la vida, y en caso de que se dañe la reparación es muy sencilla a comparación con otros tipos de parquet.
Hay diferentes tipos de madera y de parquet encolado como por ejemplo la tablilla encolada de iroko, la tablilla encolada de roble, la tablilla encolada de jatoba o la tablilla encolada de roble en espiga.
Decimos que es personalizable ya que a la hora de instalarlo podemos aplicarle una infinidad de acabados diferentes: teñido, barnizado, brillante, mate, satinado y muchos más.
Pero no solo a la hora de instalarlo, ya que si nos cansamos del suelo, le podremos dar otro acabado diferente al que teníamos cambiando el color y el tipo de tinte o dándole un acabado con barniz o con aceite, entre muchas otras opciones.
Así que ya sabéis, si queréis un suelo de parquet para toda la vida y con una infinidad de acabados diferentes no dude en ponerse en contacto con nosotros y le aconsejaremos en todo lo que necesite.